Estrategias de inversión más famosas

 

Una estrategia de inversión suele proporcionar disciplina y método a las actividades de inversión.

La razón para invertir varía de persona a persona. Sin embargo, una cosa está clara: las inversiones se consideran popularmente como una forma de mejorar las finanzas de cada uno.

En este artículo nos centraremos más en estrategias de inversión a largo plazo.

 

¿Qué es una estrategia de inversión?

 

Las estrategias de inversión son enfoques consistentes y metódicos para invertir o, dicho de una manera diferente, una estrategia de inversión es un plan específico para obtener ingresos a través de fuentes alternativas, siguiendo una metodología específica / un conjunto de criterios.

Todas las estrategias de inversión tienen fortalezas y debilidades, lo que te permite evaluarlas y compararlas.

Esto ayuda a decidir la estrategia de inversión más adecuada dado tu situación financiera, tu tolerancia al riesgo, tus conocimientos y objetivos financieros.

 

Comprar y mantener (buy and hold)

 

La estrategia de inversión a largo plazo más simple es comprar y mantener la inversión.

Las acciones individuales simplemente se compran y se mantienen indefinidamente. El rendimiento de una cartera tipo “buy and hold” dependerá obviamente de las empresas que se elijan.

Aunque comprar y mantener es la más simple de las estrategias de inversión, puede ser más efectiva de lo que uno podría suponer. Los inversores son a menudo sus peores enemigos y con frecuencia venden sus inversiones en el momento equivocado. Este enfoque elimina ese problema de la ecuación, ya que la idea esencial es no vender las acciones y permitir que se valoricen con el tiempo.

Hay dos maneras de mejorar enormemente la probabilidad de éxito de una cartera de compra y retención:

En primer lugar, buscar acciones de empresas consolidadas que probablemente ya existen hace mucho tiempo. Las acciones de empresas con una marca fuerte probablemente sean una buena opción, tipo acciones “Blue chip”.

En segundo lugar, mantiene posiciones pequeñas. De esa manera, cuando te equivoques a seleccionar una acción no harás demasiado daño a tu cartera. Y, con el tiempo, las acciones que lo hacen muy bien se convertirán en posiciones sustanciales en su cartera.

Riesgos: Para tener éxito con esta estrategia de inversión, deberás evitar la tentación de vender cuando el mercado se ponga difícil (momentos de recesión o de desplome del mercado). Tendrás que soportar las caídas, a veces pronunciadas del mercado y, con acciones individuales, es posible una caída del 50 por ciento o más.

Es más fácil decirlo que hacerlo.

 

portafolios de inversion

 

Acciones de crecimiento

 

Invertir en acciones de crecimiento significa seleccionar acciones de empresas que se espera que aumenten las ventas y las ganancias a un ritmo más rápido que el promedio del mercado.

La mayor ventaja de la estrategia de inversión en acciones de crecimiento es que te da exposición a los sectores e industrias de más rápido crecimiento.

Esto significa que estarás asignando capital a empresas con las mejores oportunidades de generar altos rendimientos anuales. Invertir en acciones de crecimiento también es emocionante, y puedes aprender sobre las empresas que están innovando y creando el futuro.

Sin embargo, la inversión en crecimiento debe abordarse con cautela.

Riesgos: Las acciones de crecimiento suelen tener las valoraciones más altas del mercado (P/E). Necesitan estar a la altura de las expectativas del mercado para justificar sus valoraciones, o el precio de las acciones se corregirá, a menudo de manera muy dramática. Esto significa que un portafolio con acciones de crecimiento puede pasar por grandes fluctuaciones de precios, para bien o para mal.

A veces empresas en proceso de crecimiento pueden no soportar la presión y pueden extinguirse o sufrir perdidas de valor muy acentuado (presiones financieras, concepto de producto, expectativas de mercado).

Si estás invirtiendo en acciones de crecimiento, debes hacer tu tarea y evitar perseguir a las empresas que se basan solo en el sentimiento.

 

Value investing

 

La estrategia de inversión Value investing (inversión en valor) ha producido los rendimientos a largo plazo más consistentes en los últimos 100 años.

Warren Buffett hizo su fortuna invirtiendo en compañías con ganancias confiables a precios atractivos. Los inversores de valor son compradores de gangas/ de acciones a precios de rebajas. Buscan acciones que creen que están infravaloradas, lo que significa comprar acciones que se negocian por debajo de su valor intrínseco.

Esto proporciona un margen de seguridad cuando sucede lo inesperado. Cuanto menor sea la valoración cuando se compra una acción, menos tendrá que ganar la empresa para generar un rendimiento decente en el futuro.

El “Value investing” es una estrategia de inversión que se basa, en parte, en la idea de que existe cierto grado de irracionalidad en el mercado. Esta irracionalidad, en teoría, presenta oportunidades para obtener una acción a un precio con descuento y ganar dinero con ella.

El trabajo de un inversor value es identificar las acciones baratas y de alta calidad.

Riesgos: Los inversores Value deben comprender los estados financieros para determinar el verdadero valor de una empresa, esto requiere un grado de conocimiento de finanzas. La mayoría de las acciones baratas, son baratas por una razón. No saber distinguir si el precio de una acción está bajo porque la empresa está en problemas o porque está infravalorada, puede generar pérdidas importantes.

libertad financiera

Inversión por dividendos o inversión por ingresos (Dividend or Income investing)

 

El objetivo de la estrategia de inversión por dividendos, también conocida como “Income investing” es generar ingresos regulares.

Este tipo de estrategia se centra en generar ingresos en efectivo de las acciones en lugar de invertir en acciones que solo aumentan el valor de su cartera.

Hay dos tipos de ingresos en efectivo que un inversor puede ganar: (1) dividendos y (2) ingresos de interés fijo provenientes de bonos.

Los inversores que buscan ingresos estables de las inversiones optan por dicha estrategia.

Las acciones con altos de dividendos pueden ser muy rentables, pero tienen tasas de crecimiento relativamente bajas. Como inversor en búsqueda de dividendos, tu trabajo es encontrar empresas con buen rendimiento que puedan seguir pagando dividendos. Si la empresa puede aumentar su tasa de dividendos, eso es aún mejor.

Además de generar ingresos, si se reinvierten los dividendos también se puede experimentar un crecimiento sustancial del capital.

Las empresas que pagan dividendos suelen ser bastante rentables y, por lo tanto, también defensivas durante las recesiones.

Riesgos:

Si bien pueden ser menos riesgosas que otras acciones en general, las acciones que pagan dividendos siguen siendo acciones, por lo que el precio puede caer y su cartera puede experimentar una pérdida de valor que no se compensa con los dividendos recibidos.

Si estás invirtiendo en acciones individuales, estas pueden recortar sus dividendos o dejar de pagarlos.

Los bajos intereses de muchos bonos los hacen poco atractivos, especialmente porque no es probable que disfrute apreciación del capital. Por lo tanto, es posible que los rendimientos de los bonos ni siquiera superen la inflación, dejándote con un poder adquisitivo reducido.

Además, si posees bonos y acciones de dividendos en una cuenta de corretaje, tendrás que pagar impuestos sobre los ingresos, por ejemplo, en los dividendos de las acciones estadounidenses existe una retención automática del 30% por concepto de impuestos.

 

Indexación o inversión pasiva

 

La estrategia de inversión pasiva, o indexación, es una variación de la inversión de compra y retención (buy and hold). Sin embargo, las inversiones se realizan a través de índices en lugar de acciones individuales, esto elimina la necesidad de seleccionar acciones y te proporciona más diversificación. El objetivo es obtener el promedio del mercado y no buscar lograr rendimientos por arriba del mercado

La estrategia de inversión pasiva se implementa más comúnmente a través de ETF`s, que cobran tarifas muy bajas en relación con otros productos. Solo necesitas pagar una comisión en una sola transacción para poseer docenas, si no cientos de acciones.

Por ejemplo, al comprar ETF`s que sigan el índice S&P 500, (como el IVV o el SPY) logras con una solo compra ganar exposición a las 500 acciones del S&P500.

La investigación ha demostrado que la mayoría de los fondos mutuos administrados activamente no logran superar su punto de referencia (generalmente índices de mercado). La inversión pasiva en ETF`s le permite realizar un seguimiento del índice de referencia y pagar tarifas más bajas. La cantidad ahorrada en comisiones te ayuda a lo largo del tiempo a aumentar tu capital por el efecto del interés compuesto.

Este hecho por sí solo puede resultar en rendimientos significativamente más altos a largo plazo.

Al igual que el enfoque “buy and hold”, las estrategias de inversión pasiva evitan que los inversores saboteen sus rendimientos vendiendo en el momento equivocado.

 

Ventajas:

Comprar un índice es un enfoque simple que puede producir grandes resultados, especialmente cuando lo combinas con una mentalidad de comprar y mantener. Su rendimiento será el promedio ponderado de los activos del índice. Y con una cartera diversificada, tendrás un riesgo menor que teniendo solo unas pocas acciones.

Además, no tendrás que analizar acciones individuales para invertir, por lo que requiere mucho menos trabajo, lo que significa que tienes tiempo para ocuparte con otras cosas divertidas mientras tu dinero trabaja para ti. Esta es una estrategia adecuada para personas con poco tiempo o pocos conocimientos de mercado.

Riesgos:

Invertir en acciones puede ser arriesgado, pero poseer una cartera diversificada de acciones se considera una forma más segura de hacerlo. Si deseas alcanzar los rendimientos del mercado a largo plazo, como un promedio del 10 por ciento anual para el S&P 500, deberás aguantar los tiempos difíciles y no vender.

 

Dollar Cost Average o promediar el costo de entrada

 

El Dollar Cost Average (DCA) es la práctica de agregar dinero a tus inversiones en intervalos regulares. Por ejemplo, puedes determinar que puedes invertir $ 500 al mes. Así que cada mes pones $ 500 a trabajar, independientemente de lo que esté haciendo el mercado. O tal vez agregues $ 125 cada semana en su lugar. Al comprar regularmente una inversión, estás distribuyendo sus puntos de compra.

Leer nuestro artículo sobre Promediar el precio de compra

Ventajas:

Al distribuir los puntos de compra, estás evitando el riesgo de “intentar encontrar el momento ideal para invertir”, es decir, el riesgo de invertir todo tu dinero a la vez.

Lee nuestro articulo sobre la diversificacion en las inversiones

El promedio del costo en dólares significa que obtendrás un precio de compra promedio a lo largo del tiempo, asegurando que no estés comprando demasiado alto.

La estrategia de inversión Dollar Cost Average también es buena para ayudar a establecer una disciplina de inversión regular. Con el tiempo, es probable que termines con una cartera más grande, aunque solo sea porque hayas sido disciplinado en tu enfoque.

Esta estrategia se debe aplicar a un portafolio diversificado o con una estrategia de inversión pasiva, para simplificar y obtener mejores resultados. Así que puede ser utilizada por inversores poco experimentados.

 

Riesgos: Si bien el método consistente de promediar el costo de entrada te ayuda a evitar ir “all-in” en el momento equivocado (invertir mucho al mismo tiempo), también significa que no lo harás en el momento adecuado. Por lo tanto, es poco probable que termines con rendimientos arriba del promedio de mercado.

 

Como decíamos al inicio, estas son estrategias utilizadas a lo largo de los años, pero son solo ejemplos entre muchas otras estrategias posibles. Recuerda que es importante que cada inversor tenga su propia estrategia fundamentada en todas las variables del mercado y en sus propios objetivos de inversión.

 

¿Cómo comenzar a invertir en bolsa?

La mejor forma de comenzar es utilizar plataformas de simulación, con dinero virtual, para probar comprar o vender activos y de esta manera comenzar poco a poco a percibir cómo funciona el mercado y qué estrategias se adecuan más a tu perfil.

Hace clic aquí para probar invertir en simulación

Si te gustó este contenido, quizás te interesa:

Continue lendo

¿Que son los ADRs?

ADRs: una forma simple de acceder a acciones de empresas latinoamericanas denominadas en dólares